El municipio de Adeje y su costa han sido históricamente uno de los lugares elegidos por los tinerfeños y los canarios para pasar sus vacaciones de Semana Santa. Los días comprendidos entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección suelen ser los que más visitantes locales se reciben en Costa Adeje gracias al atractivo de la oferta complementaria, bares, terrazas y todo tipo de atracciones junto a las playas y el buen tiempo.

Por ese motivo, el ayuntamiento, a través de las áreas de Seguridad, Playas y Servicios Municipales ha preparado un operativo especial destinado a cumplir con las medidas sanitarias para evitar la propagación de la pandemia. Así, los turnos de la policía local se incrementarán de tal manera que los servicios programados hasta el próximo domingo equivaldrán a contar con casi 300 efectivos policiales en las calles adejeras. Cabe destacar, que casi el 60% del total de efectivos estarán operativos desde el jueves al domingo, en previsión de mayor afluencia de visitantes durante estos días. Además, se unirán a este operativo 16 personas, lo que supone 26 agentes de sensibilización con los que cuenta el ayuntamiento a través de diferentes planes de empleo y que actuarán como controladores e informadores en playas y espacios de concurrencia pública. Su labor se centrará, sobre todo, en la zona litoral, para recordar las medidas covid y solicitar su cumplimiento a la ciudadanía, así como alertar a la policía de posibles incumplimientos.

“El objetivo es intentar controlar, en la mayor medida posible, que se cumpla la normativa y las restricciones impuestas para evitar la propagación del virus, por eso vamos a intentar que haya presencia policial en todos los espacios sensibles las 24 horas del día”, comentó al respecto la concejal de Seguridad, Mercedes Vargas, que manifestó ser consciente de que es “casi imposible que estemos en todos los lugares que querríamos estar, por eso pedimos especialmente a la ciudadanía que colabore, sea responsable y actúe respetando las normas. Esa es la única manera de no vernos en situaciones indeseadas para todos”.

Adeje ejercerá control diario sobre todas las playas y se cerrarán aquellas en las que se detecte que se ha superado el aforo o no se están cumpliendo las medidas de seguridad como las distancias mínimas obligatorias o el uso de mascarilla. En esos lugares habrá presencia reforzada de la Policía Municipal. Otros lugares sensibles, como terrazas, espacios en los que habitualmente se llevan a cabo fiestas o reuniones de más personas de las permitidas también serán sometidas a un mayor control.

“Seremos estrictos con el cumplimiento del toque de queda y la no presencia de personas en la vía pública después de las 10 de la noche y se vigilarán los aforos de bares y restaurantes, así como la ubicación de campistas, caravanas o auto caravanas en lugares no autorizados”, explicó la concejal, que insistió en pedir “responsabilidad personal a toda la ciudadanía para poder salir cuanto antes de esta situación, que el incumplimiento de unos pocos no ponga en riesgo a toda la sociedad”.

Al despliegue de los efectivos de la Policía Municipal de Adeje se podrán sumar otras fuerzas y cuerpos de seguridad que actúan en el municipio.