La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este sábado una nueva agresión de varios internos del Centro Penitenciario Las Palmas II que estaban armados con pinchos carcelarios y una barra metálica del gimnasio y que pusieron en peligro la vida de varios trabajadores.

Según ha informado el sindicato, los hechos tuvieron lugar sobre las 18.50 horas de este viernes cuando un funcionario procedía a cerrar el Módulo para hacer un recuento de los internos en el patio antes del reparto de la cena.

En ese instante, uno de los presos se abalanzó sobre él, le agarró por el cuello y le puso un pincho carcelario que se había fabricado mientras le gritaba «te voy a matar, de aquí no sales vivo».

Comenzó entonces un forcejeo entre ambos durante el cual el preso intentó clavarle el objeto punzante en varias ocasiones aunque el trabajador pudo repeler el ataque, momento en el que otro interno se abalanzó también sobre el funcionario con otro pincho que puso en su cuello mientras le decía a otros trabajadores «como se acerquen lo mato».

De nuevo pudo el trabajador librarse pero el primero de los internos, con una barra metálica del gimnasio empezó a lanzar golpes al aire para que no se acercaran el resto de trabajadores. Al mismo tiempo, el segundo de los internos se dirigió al funcionario que había sufrido la agresión reclamándole el ‘walkie talkie’ para que no pudiera pedir refuerzos.

Además, a los dos presos se les unió un tercero, también con un objeto punzante que gritaba a los trabajadores «al que se acerque lo mato».

Pese a la situación, los funcionarios pudieron pedir refuerzos, colocándose los internos armados con pinchos y la barra metálica en una esquina del patio hasta que pasados unos quince minutos depusieron su actitud, entregaron las armas blancas y fueron trasladados al Departamento de Régimen Cerrado.