El Ejército de Tierra realizó anoche trabajos de mejora en el puente provisional de San Andrés que, sobre las dos de la mañana se reabrió a la circulación. Participaron también en estas tareas los servicios municipales y Protección Civil de Santa Cruz de Tenerife.

Como se recordará, la conexión entre el barrio de San Andrés y los pueblos de Anaga tuvo que ser suspendida por el Ayuntamiento de Santa Cruz por las deficiencias detectadas en la estructura original. La instalación por el Ejército de Tierra de este puente provisional es consecuencia de la declaración de emergencia decretada por el municipio que planteó que la instalación de esta infraestructura provisional, fuera lo más rápida posible y permitía el paso de vehículos apenas una semana después.

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento inició los trabajos de reparación del puente municipal, cuya duración dependerá del estado real de dicha instalación, que se determinará a medida que avancen los trabajos de emergencia.

La puesta en funcionamiento del puente provisional, tipo Bailey, se ha conseguido gracias al trabajo del batallón de Zapadores XVI con la colaboración del Mando de Canarias, en el pueblo de San Andrés para reconectar esta zona con la carretera (TF-12) dirección hacia Taganana, que ha exigido la adopción de unas medidas especiales de señalización, así como diversos trabajos previos. Además, debido a sus características esta estructura provisional tiene unas limitaciones para su uso, control y mantenimiento.

Una de las cuestiones fundamentales se refiere a la prohibición de que circulen por el citado puente vehículos cuyo peso exceda de 10 toneladas. Por esta estructura solo se permitirá la circulación simultánea en un solo sentido, para lo que habilitarán semáforos auxiliares que regulen el paso en cada momento.

También la velocidad de circulación sobre el puente es una cuestión importante, estando limitada la misma a un máximo de 20 kilómetros por hora. Además, el consistorio capitalino, con el objetivo de poder utilizar esta estructura en horario nocturno, acometerá un proyecto urgente para la iluminación del mismo.

Desde el Ayuntamiento santacrucero también se está gestionando que exista un servicio de vigilancia y control de todas estas medidas durante las 24 horas, garantizando así el buen uso de esta instalación.

Cabe recordar que peatones y ciclistas deben seguir usando el puente municipal, que sí permanece cerrado al tráfico motorizado