Canarias tiene 57.400 desempleados más que en al mismo trimestre de 2020, lo que implica un incremento del 26,65 por ciento del paro. De este modo, la tasa de paro en el archipiélago es del 25,42 por ciento, la más elevada del territorio nacional.

Sin embargo, el paro en Las Islas descendió en 6.400 personas entre enero y marzo de este año, lo que supone una caída del 2,28 por ciento con respecto al trimestre anterior, lo que significa que actualmente en el archipiélago hay 272.700 desempleados, según informa hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) en relación a la Encuesta de Población Activa (EPA).

El informe hace referencia también a los ocupados, Canarias tiene actualmente 800.100 trabajadores, que suponen una pérdida de 27.400 personas hasta marzo, lo que en términos porcentuales se traduce en una bajada del 3,31 por ciento con respecto al trimestre anterior; mientras que cae un 13,99 por ciento (-130.200 personas) en relación al mismo trimestre de 2020, siendo así la comunidad en la que más desciende la población ocupada en una año.

Tampoco son buenos los datos de población activa. Los datos señalan que se han perdido 33.700 activos en el primer trimestre del año (-3,05), teniendo actualmente 1.072.700 personas en disposición de trabajar. Además, el archipiélago es también la comunidad que más poblñación activa pierde con respecto al mismo trimestre de 2020, ya que tiene 72.800 menos (-6,35%).

En España baja el paro

Los datos son más alentadores en el panorama nacional. En España el paro bajó en 65.800 personas entre enero y marzo, lo que supone un 1,7% menos que en el trimestre anterior, registrando así su primer descenso en un primer trimestre desde el año 2015, cuando el desempleo disminuyó en 13.100 personas. Se trata además del mejor dato en un primer trimestre en 20 años, en concreto desde 2001, cuando se modificó la definición de paro.

Sin embargo, la población ocupada decreció en 137.500 puestos de trabajo en los tres primeros meses del año (-0,7%), la mitad de lo que cayó en el mismo periodo de 2020 (-285.600), cuando la pandemia hizo aparición en el mundo. Este descenso de la ocupación es el menos acusado desde el primer trimestre de 2019, periodo en el que se destruyeron 93.400 empleos.

La estadística del INE señala que el número total de parados se situó en 3.653.900 personas y el de ocupados, en 19.206.800 personas. En lo que ha transcurrido de 2021 la tasa de paro disminuyó algo más de una décima, hasta el 15,98%, mientras que la tasa de actividad bajó medio punto, hasta el 57,69%, tras reducirse el número de activos en 203.400 personas entre enero y marzo (-0,9%).

El dato interanual indica que el paro ha aumentado en 341.000 personas (+10,3%) y se han destruido 474.500 empleos (-2,4%), mientras que el volumen de activos se ha reducido en 133.500 personas.

No pudieron buscar empleo

Hay que tener en cuenta para evaluar estos datos en su verdadera dimensión que algo más de un millón de personas no pudieron buscar empleo en el primer trimestre, a pesar de estar disponibles para trabajar, debido a la evolución de la pandemia, de forma que no cumplieron con las condiciones que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) exige para ser considerados como parados.

Asimismo, otro indicador negativo es el del número de asalariados, que se redujo en el primer trimestre en 137.300 personas (-0,8%), concentrándose todo el ajuste en el empleo temporal (-168.600), ya que los asalariados con contrato indefinido aumentaron entre enero y marzo en 31.300 (+0,2%).

La destrucción de empleo registrada en los tres primeros meses del año se concentró en el sector privado, que perdió 155.800 empleos (-1%), en tanto que el sector público elevó sus puestos de trabajo en 18.300, un 0,5% más respecto al trimestre anterior.

El número de ocupados a tiempo completo se redujo en 34.500 personas hasta marzo (-0,2%), mientras que los asalariados a tiempo parcial bajaron en 103.000 (-3,7%).

El 11,2% de los ocupados (2.146.100) trabajaron desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 9,9% observado en el cuarto trimestre de 2020.