Noemí Santana, consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud, señaló el pasado viernes que “Queremos que nuestros niños y niñas crezcan en el seno de una familia, que reciban todo el cariño y la atención de un hogar amable y seguro para ellos. Por eso, desde el Gobierno, apostamos por potenciar la acogida de nuestros menores en el ámbito familiar porque ser familia es algo más que sangre: es amor, cuidado, cariño y calor y todo eso es lo que ustedes ofrecen a estos niños y niñas y que hoy les queremos agradecer”, Así se manifestó la representante del Ejecutivo durante el acto de conmemoración del Día Internacional de la Familia que este año estuvo dedicado a las familias acogedoras.

“A través de este acto, queremos agradecer y reconocer a las familias que acogen menores, tanto las familias con lazos de sangre como las ajenas, la labor solidaria, fundamental y única, que realizan al ofrecer a un niño o a una niña la posibilidad de crecer en el calor de un hogar, recibiendo todos los cuidados necesarios que garanticen su crecimiento integral como futuras personas adultas sanas”, aseguró la consejera, durante el acto que reunió a un total de diez familias acogentes.

El evento, que tuvo lugar en el Museo Elder de Las Palmas de Gran Canaria, contó con la actuación musical de Barrios Orquestados, así como con la participación de Alberto Rodríguez, psicólogo y miembro del Servicio Adoptia de Agintzari, de atención psicosocial en Acogimiento y Adopción, actualmente responsable del Servicio de Acogimiento Profesionalizado de la Diputación Foral de Gipuzkoa, quien ofreció una ponencia bajo el título “El acogimiento familiar: una medida de protección del presente con mucho futuro”.

También participaron diez familias de acogida, tanto ajena como extensa, en representación de todas las incluidas en el programa de acogida que gestiona la Dirección general de Protección a la Infancia y la Familia, quienes recibieron un diploma conmemorativo del acto.

El encuentro contó también con la participación de la viceconsejera de Igualdad y Diversidad, Sylvia Jaén; de la directora general de Protección a la Infancia y la Familia, Iratxe Serrano, y el presidente de la Asociación de Familias Acogentes de Canarias, Francisco Oliva, quienes destacaron el papel solidario de las familias que acogen a menores que, por diferentes circunstancias, se encuentran bajo la tutela del Gobierno canario.

Puesta en marcha del programa ‘Familias que suman’ para visibilizar la diversidad familiar

En su intervención, la viceconsejera de Igualdad y Diversidad, Sylvia Jaén, aludió a la puesta en marcha, dentro de la Estrategia Canaria de Transición Igualitaria, del programa ‘Familias que suman’, una iniciativa dirigida a visibilizar la diversidad en las tipologías de familia existentes que pueden ser por nacimiento, por acogimiento y por adopción, dentro de las que, a su vez, pueden existir familias reconstituidas, monomarentales, parentales, homoparentales o homomarentales.

Incremento en un 28,5% del programa de acogimiento en familia ajena en 2020

En 2020, la cifra de menores bajo la tutela del Gobierno de Canarias que fueron acogidos en el seno de una familia ajena se incrementó en un 28,5% con respecto al año anterior, pasando de los 158 menores acogidos en familia ajena en 2019 a los 221 menores, es decir, un total de 63 menores más acogidos dentro de esta modalidad de acogimiento familiar, según datos del informe anual que elabora la Dirección general de Protección a la Infancia y la Familia del Ejecutivo autónomo.

En cuanto al programa de acogimiento en global, tanto en familia ajena como en familia extensa, aumentó la cifra global de menores acogidos en familias, pasando de los 999 acogidos en familias en 2019 a los 1006 acogidos en 2020, de los cuales, 221 pequeños fueron acogidos por familia ajenas y 785, por familia extensa (es decir, por familias que mantienen con el/la menor lazos de consanguinidad).

Con lo que respecta al acogimiento residencial de menores, es decir, en hogares y centros de acogida, el porcentaje de niños y niñas acogidos descendió, pasando de los 856 menores acogidos en centros en 2019 a 749 menores en 2020.