El Gobierno de Canarias no recurrirá la supresión del toque de queda ante el Tribunal Supremo (TS), tal y como sugieren los informes de científicos y jurídicos, pero sí que se mantenga el cierre perimetral de las islas en los niveles 3 y 4, según ha confirmado el presidente regional, Ángel Víctor Torres.

En declaraciones a los medios, el presidente ha avanzado que en el Consejo de Gobierno de esta tarde se va a analizar, con los informes de los servicios jurídicos y de Salud Pública, el auto del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) y defendió el recurso sobre el cierre perimetral al entender que es una «actuación singular» de Canarias y cuenta con el visto bueno del TSJC y del Ministerio Fiscal.

Al igual que hiciera en el día de ayer en el Pleno del Parlamento, Ángel Víctor Torres indicó que si bien el TSJC ha rechazado medidas como el toque de queda, la más importante que ha validado ha sido la limitación de personas según los niveles de alerta, también avalada por la Fiscalía.

La segunda medida más importante, según Torres, es el cierre perimetral de las islas en los niveles 3 y 4. En este sentido, dijo que cuando se cierra una isla en alguno de estos dos niveles es porque «está mal» y aclaró que no se impide la entrada y salida de personas, siempre y cuando tengan una prueba diagnóstica negativa.

En cuanto al toque de queda, el presidente indicó que los informes jurídicos y científicos sostienen que se trata de la medida menos relevante, puesto que existen otras medidas complementarias como el cierre de los espacios de restauración o la limitación de aforos, e insistió en que aunque decaiga el toque de queda, no puede haber aglomeraciones.