Fernando Clavijo, secretario general de Coalición Canaria (CC)-PNC, aseguró este lunes que su organización remitirá al Gobierno de Canarias una propuesta para que se destinen los 232 millones de euros de superávit a los jóvenes y a familias sin ingresos en Las Islas.

Clavijo señaló en rueda de prensa que esta propuesta busca “dar un balón de oxígeno a quienes están sufriendo las consecuencias económicas de la pandemia” y hacerlo con dinero que, “inexplicablemente, dejó sin gastar el Gobierno” canario en el “peor año económico y social que ha sufrido el archipiélago en décadas”.

El líder nacionalista aseguró que esta es la forma que tiene su organización de “tender la mano una vez más poniendo sobre la mesa propuestas para acometer medidas factibles y acometerlas de forma inmediata, atendiendo a la situación de emergencia y a que las reglas fiscales están suspendidas, lo que permite flexibilizar el uso de estos recursos”, indicó.

“Tenemos la oportunidad de desplegar esa protección social que los ciudadanos necesitan”, dijo Fernando Clavijo, quien explicó que la propuesta consistiría en la adopción de medidas por valor de 122 millones de euros para familias sin ningún tipo de ingreso, que cifró en 51.940 hogares en Canarias.

En esta línea propuso también destinar 60 millones de euros a entidades del Tercer Sector, banco de alimentos, ayuntamientos y para implementar el plan de Salud Mental, así como 50 millones de euros para políticas de formación y empleo juvenil.

En su turno de intervenciones, el secretario de Organización de CC, David Toledo, se refirió a la necesidad de que el Gobierno de Canarias arbitre medidas para dar respuesta a la “preocupante” tasa de paro juvenil que en el archipiélago es del 85,18% para los jóvenes de entre 16 y 19 años; y del 53,83% para los jóvenes de entre 20 y 24 años, “lo que supone una diferencia de más de 20 puntos con respecto a la tasa estatal”.

En este sentido, ha afirmado que las medidas presentadas por su formación son “acciones reales que solo dependen de la voluntad política, del trabajo y de la gestión para dar un vuelco a las alarmantes cifras de desempleo en menores de 35 años”.

Toledo señaló también que Canarias “no puede permitirse perder a toda una generación de jóvenes formados, ni permitir condenar al paro o al exilio a miles y miles de jóvenes que se están viendo obligados a salir de Las Islas para lograr una oportunidad de empleo, ni puede permitirse someter a una frustración constante a toda una generación de jóvenes formados en el último decenio tras sufrir dos crisis económicas, impidiéndoles independizarse, acceder al mundo laboral y quedar sin un proyecto vital”, dijo.

Las medidas propuestas por CC para los jóvenes sin formación académica y los jóvenes formados pero sin experiencia laboral se centrarían en “programas de alternancia con el empleo, así como en generalizar la iniciativa de los cabildos insulares para la contratación en prácticas a recién titulados canarios e impulsarla en el resto de administraciones canarias y en ambas universidades públicas”, señaló el dirigente nacionalista.

También se refirió a la necesidad de impulsar el emprendimiento joven a través de la bonificación a los jóvenes autónomos con una tarifa plana de 60 euros hasta los 35 años; que el Gobierno de Canarias asuma los costes de la Seguridad Social, de los contratos realizados por pymes canarias a jóvenes menores de 35 años durante el primer año y promover acuerdos desde el Ejecutivo regional con las cámaras de Comercio y las Fundaciones Universitarias para desarrollar planes de emprendimiento juvenil.

Finalmente, la secretaria ejecutiva de Derechos Sociales de CC, Cristina Valido, se refirió a la “dramática” situación que vive el archipiélago, donde hay unas “300.000 personas sin ningún tipo de ingreso en Canarias“, cifra que se han visto “lamentablemente reflejadas en las fotografías de los medios de comunicación este fin de semana en las que se observa cómo crecen las colas en los comedores sociales”.

En este sentido, ha señalado que un año después del decreto del estado de alarma “las medidas de urgencia para atender a quienes peor lo están pasando siguen sin llegar a los comedores sociales, a los bancos de alimentos”.

En relación con ello, citó la denuncia de las ONGs que siguen advirtiendo que “los recursos no llegan y hoy atienden al triple de personas que hace un año. Hoy en Canarias abuelos con una pensión no contributiva atienden a hijos y nietos que se han quedado sin trabajo y sin posibilidad de acceder a un empleo” señaló Cristina Valido.

Asimismo, insistió en que la situación es de “emergencia social”, por lo que abogó porque Canarias destine de “esos 232 millones del superávit, una partida de 60 millones, sin más dilación y sin más excusas, a las entidades del Tercer Sector, que se articulen fondos para los bancos de alimentos y para todas las entidades que distribuyen comida en los municipios de Canarias”.

Por último, señaló que CC defenderá en el Parlamento una iniciativa para reforzar los recursos de Salud Mental, “para que las personas no se sientan solas, para que no tomen decisiones desesperadas y para dar una respuesta profesional al sufrimiento de miles de canarios que no saben cómo afrontar la situación que estamos viviendo”.