Este mediodía el Gobierno de Canarias comunicó que el incendio forestal de Arico está controlado y ha actualizado la situación de emergencia que ahora pasa a nivel 1 y será controlado con el personal del Cabildo tinerfeño.

El director técnico del Plan INFOCA, propuso este cambio tras las consultas y deliberaciones con el comité asesor y de la información recibida desde la dirección de la extinción de este fuego.

Como se comentó ayer, tras estabilizarse el incendio, la superficie afectada por el mismo abarca un perímetro de 42 kilómetros y afecta a 3.029 hectáreas aproximadamente. Durante la pasada noche y esta mañana los equipos terrestres han continuado con los trabajos de remate y vigilancia en el interior del perímetro donde ya no hay llama, sino humo en algunos puntos calientes. Por aire, han continuado las operaciones de descarga para refrescar las zonas donde no pueden acceder los medios terrestres con la intervención de dos helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias (GES) y uno del Cabildo de Tenerife, así como los dos hidroaviones del Ejército del Aire que han prestado sus servicios desde el inicio del fuego..

A lo largo de la mañana se inició el repliegue de los efectivos de la UME y a lo largo del día se espera la retirada de los hidroaviones. En tierra se mantendrán los trabajos del personal del Cabildo de Tenerife con labores de remate y enfriamiento hasta la completa extinción del incendio. Posteriormente se hará una valoración medioambiental de la masa forestal que se ha visto afectada por el incendio.

Siguen vigentes las limitaciones al tránsito por los senderos y pistas de los municipios de Arico, Fasnia, Granadilla y Vilaflor, así como los senderos del Parque Nacional del Teide de la zona afectada.

Al finalizar las tareas del Ejecutivo en este incendio, el consejero de Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, destacó la extraordinaria colaboración y coordinación de todas las administraciones y efectivos intervinientes en este incendio y expresó su agradecimiento especial a los equipos de los nueve medios aéreos que han intervenido desde el inicio de la emergencia.