La Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes ha elaborado el Plan de actuación escolar ante las emisiones de la actividad volcánica, que combina acciones de prevención de la salud ante el COVID-19 y medidas frente a los efectos de la erupción. El documento fue presentado esta mañana por la titular del Departamento, Manuela Armas, a los equipos directivos de la veintena de centros educativos de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte, que tienen suspendida la actividad lectiva.

Según indicó la consejera esta tarde, es probable que el curso se reinicie en estas zonas a partir del próximo lunes.

Dicho plan ha sido elaborado en colaboración con las Direcciones Generales de Seguridad y Emergencias, Salud Pública y de Lucha contra el Cambio Climático y el Medio Ambiente.

Se trata de una guía de actuación para que los centros educativos puedan establecer una serie de acciones y toma de decisiones en función del índice de calidad de aire, para evitar la exposición a niveles de contaminación que afecten a la salud de los miembros de la comunidad educativa.

Este Plan aborda cuestiones como la limpieza de las instalaciones, el aislamiento de las aulas, la existencia de una sala de aislamiento u observación y las condiciones que deben darse para la suspensión de la actividad lectiva, entre otros asuntos.

El documento es uno de los requisitos determinados por la Consejería para poder reanudar la actividad lectiva, junto a cuestiones como la reorganización de las rutas de transporte escolar, ya establecidas, y del comedor escolar.

Durante el encuentro con los directores y directoras, la titular del Departamento señaló que un equipo de profesionales contratados por la Consejería está realizando la revisión de las infraestructuras educativas para verificar que se encuentran en perfecto estado, y que se ha procedido a la actualización de los planes de autoprotección de los centros docentes.

Por otra parte, Armas apuntó que, a través del programa “Escuela y salud”, el Ejecutivo canario ha impulsado diversas actuaciones formativas con el personal de los Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógicos (EOEP) de las zonas afectadas por el volcán, a fin de trabajar aspectos vinculados con la educación emocional y la gestión de las posibles alteraciones del estado de ánimo que pueda estar provocando en el alumnado esta situación.

Asimismo, indicó que se han ampliado los contratos de limpieza de los centros de Educación Secundaria y que se ha llegado a un acuerdo con los ayuntamientos de los municipios afectados para prestarles apoyo en las labores de limpieza de los Centros de Educación de Infantil y Primaria (CEIP), competencia de las corporaciones locales.

El Plan está disponible para su consulta y descarga en la web de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes.