FSC-CCOO Canarias ha denunciado este jueves la “masificación” del centro de acogida de menores inmigrantes de Fuerteventura y la “inseguridad” que sufren tanto los trabajadores como la dirección por los “reiterados actos de violencia” contra ellos y entre los propios jóvenes.

Así lo ha señalado la organización sindical en un comunicado sobre la situación de las personas que trabajan en el Dispositivo de Emergencia para la Atención de Menores Extranjeros No Acompañados (DEAMENAC) de la isla.

Los trabajadores han explicado que “de forma habitual” se producen actos de violencia y amenazas contra ellos, contra el personal directivo y entre los propios menores, unas situaciones de violencia que afectan también al mobiliario y a los enseres.

Todo ello, añade CCOO, crea “un clima de inseguridad incompatible con un centro de trabajo y con unas dependencias dedicadas a la protección de personas menores de edad”.

El sindicato ha hecho especial hincapié en que la situación ha sido puesta en conocimiento de las autoridades “sin que las mismas, y tampoco la fiscalía de menores, tome cartas en el asunto” lo que compromete la seguridad de los trabajadores y también de los menores acogidos en el centro.

“Es urgente que desde la administración responsable del centro se asegure la integridad de los trabajadores y de los menores, de tal forma que a los primeros se les pueda garantizar unas condiciones de trabajo sin riesgo para su salud y a los segundos se les garanticen las condiciones de acogida apropiadas a su edad”, concluyó CCOO.