El Ayuntamiento de Granadilla de Abona y el Servicio Provincial de Costas, acompañados por la Policía Local y la Guardia Civil,  desalojaron esta semana 40 asentamientos ilegales entre La Mareta y la zona de Agua Dulce, en Los Abrigos, donde se encontraban más de 80 personas.

Los representantes municipales señalaron en una nota de prensa que hace unas semanas se llevó a cabo una inspección y comunicación previa a las personas que ocupaban este asentamiento ilegal para informarles del día en que se realizaría esta actuación.

En el comunicado, el Ayuntamiento señala que en julio de 2020 también se procedió a realizar un desalojo en esta misma zona del litoral, que volvió a ser ocupada en octubre pasado.

Por ello, el Ayuntamiento volvió a iniciar un expediente de desalojo ante Costas en el que se reiteraba la necesidad de actuar nuevamente en estas zonas del municipio.