Agentes de Unipol de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife han detenido este jueves a un joven de 22 años por tener en su poder cinco piezas de hachís, con un peso total de 84 gramos.

Según han informado fuentes de la Policía Local, el arresto se produjo en un control rutinario realizado en el Intercambiador de Transportes de la capital tinerfeña.

El detenido se encontraba haciendo la cola para subirse a una guagua cuando una perra de la subunidad canina de la Unipol se dirigió hacia él y realizó un marcaje evidente, señal de que podría llevar sustancias estupefacientes, tal y como se comprobó después.