La Policía Nacional ha detenido esta semana a un hombre, de 36 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con fuerza cometido en un apartamento de un complejo turístico de Adeje (Tenerife). El detenido tenía además una orden de detención en vigor formulada por un juzgado de Santa Cruz de Tenerife, según informa en una nota de prensa la propia Policía.

Agentes de la Policía Nacional observaron en la calle Dinamarca de Adeje a un individuo que, al percatarse de su presencia, se deshizo de varios efectos y los arrojó a los bajos de los coches.

Tras esta acción, los agentes lo identificaron y comprobaron que tenía en vigor una orden judicial de detención, por lo que procedieron a llevarlo a comisaría.

Al localizar los efectos personales de los que el detenido intentó deshacerse, comprobaron que se trataba de dos teléfonos móviles y varias joyas que se correspondían con la presunta autoría de un robo con fuerza cometido instantes antes de su arresto en un apartamento próximo al lugar en el que se produjo su detención.

Según parece, el detenido, presuntamente, se había introducido en el inmueble saltando el muro que lo circundaba y se apoderó de los teléfonos móviles y de las joyas de los turistas que se alojaban allí. Las joyas y los smartphones recuperados, con un valor de 1.400 euros, fueron entregados a la víctima del robo, una turista de nacionalidad polaca, poniendo a disposición de la autoridad judicial al arrestado y lo actuado.