El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife alerta al sector comercial y de la hostelería del municipio sobre un fraude que se ha detectado en los últimos días en el que se trata de engañar a comerciantes con cartelería falsa.

Según indica el consistorio en una nota de prensa, personal dependiente del servicio de Seguridad Ciudadana y Vial ha detectado que varias personas están realizando visitas a este tipo de locales haciéndose pasar por empleados municipales.

El fraude consiste en que estas personas advierten a los propietarios y encargados de los negocios que la cartelería preventiva sobre medidas sanitarias ante la COVID-19 de la que disponen en sus locales ‘no está homologada’.

Estas personas, que se visten de forma que pudieran parecer personal municipal, indican a los comerciantes que, a cambio de unas cantidades económicas, que oscilan entre los 5 y los 50 euros, pueden entregarles la cartelería oficial del Ayuntamiento para este cometido.

La concejala de Seguridad Ciudadana y Vial, Evelyn Alonso, ha ofrecido tanto al sector comercial como a la ciudadanía en general todo su apoyo y ayuda para frenar este fraude. “Haremos todo lo que está en nuestras manos para acabar con esta práctica que considero deleznable, máxime personas y empresas que ya lo están pasando bastante mal en la situación actual”, dijo.

Los servicios municipales están recabando más información al respecto de este fraude, pero se recomienda al sector empresarial que no caiga en este engaño y que, en la medida de lo posible, denuncie estas actividades de la manera más urgente posible.

Los informadores municipales que desempeñan su labor en las calles del Santa Cruz portan una uniformidad específica y una tarjeta identificativa oficial visible para toda la ciudadanía.