El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife recomienda no bañarse en las playas de Las Gaviotas y Las Teresitas por la aparición de restos de hidrocarburos e informa de la detección, por parte de personal de Cruz Roja, de esta misma sustancia cerca de la cofradía de pescadores en Las Teresitas.

El hallazgo de de estas manchas en los últimos días han obligado al cierre de las playas de Anaga, en Santa Cruz de Tenerife, así como al litoral de Güimar, Candelaria y Arafo.

A pesar de que el Ayuntamiento se ha dirigido al Gobierno de Canarias para que se descubra de dónde proceden estos restos que han obligado al cierre de varias playas de la isla a lo largo de la semana, el origen del vertido sigue siendo una incógnita. Desde la Consejería de Transición Ecológica sólo se apunta que el vertido fue en el mar y llegó a tierra.