El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife trabaja de lleno en la reapertura del Rastro a partir del domingo 18 de abril, en un nuevo emplazamiento, la Avenida Marítima, lo que permitirá cumplir con las medidas que se establecen desde la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias.

Esta misma mañana, el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, y el primer teniente de alcalde y responsable de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, se reunieron de nuevo con los representantes de la junta directiva de la Asociación de Vendedores del Rastro, encabezada por su presidenta Carmen Tejera, para terminar por definir algunos detalles, junto a técnicos municipales, así como responsables de la Policía Local de Santa Cruz, para establecer las medidas de seguridad pertinentes.

Asimismo, la Junta de Gobierno aprobó esta mañana el expediente de contratación del plan de contingencia frente a la Covid-19 para la celebración del Rastro en Santa Cruz.

El Rastro cuenta ya con un plan de contingencia, autorizado por la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias, y condicionado a una serie de requisitos en función de la situación epidemiológica en Tenerife. Por el momento, con un control de acceso al existir aforo limitado al 50% en el nivel de alerta 3.

Se abrirá todos los domingos, a partir del 18 de abril, en horario de 9:00 a 15:00, para el que se habilitarán 384 puestos. Según se ha acordado con la junta directiva del Rastro, el montaje de los puestos deberá llevarse a cabo entre las 7:00 y las 8:30 de la mañana, mientras que se desmontará a partir de las 15:00 y hasta las 16:00 horas.

El alcalde indicó que “estamos ultimando todos los detalles para la reapertura del Rastro en una nueva ubicación, que creemos que es la idónea y que la hemos consensuado con su junta directiva”. También comentó que “existía la necesidad de reabrir el Rastro de la ciudad ante la situación por la que pasan las más de 400 familias que tienen sus puestos cerrados desde hace más de doce meses, con la declaración del Estado de Alarma”.

Por su parte, Guillermo Díaz Guerra señaló que “es un nuevo modelo de Rastro en Santa Cruz, que en nada tiene que ver con lo que ha habido en la ciudad hasta el momento, como consecuencia del espacio que se ha habilitado, en una zona que consideramos idónea, y para lo que seremos muy estrictos en el cumplimiento de las obligaciones”.