El presidente del Cabildo Insular de Tenerife, Pedro Martín, informó en rueda de prensa de que las cuentas del Área de Agricultura, Ganadería y Pesca de esta corporación crecen en 2021 un 18.86%, con lo que incrementa la línea de apoyo al sector primario en una “situación complicada como es el actual contexto socioeconómico derivado de la pandemia”

Martín subrayó que “se han abonado todas las ayudas y subvenciones incluidas en el plan de choque de 2020″, cuyo montante global ascendía a 3.355.000 euros.

Por sus parte, el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla resaltó que el presupuesto es el mayor de los últimos seis años, lo que “dice mucho del respaldo institucional al sector primario”

El Cabildo de Tenerife ha destinado al sector primario en sus presupuestos generales para 2021 un total de 25.722.058,95 euros, un 18.86% más que las cuentas iniciales en este ámbito en el ejercicio anterior, que fueron de 21.640.368,30 euros.

El presidente insular, Pedro Martín, destacó que el Cabildo, con estos presupuestos, prosigue e incrementa la línea de apoyo al sector primario y señaló que estas cuentas, ” han crecido en un año en el que ha habido una caída de los ingresos de la corporación insular”, se ha querido poner en valor un sector que “durante esta época ha vivido muchas dificultades, pero al tiempo también por unos picos de producción que no se habían tenido en el pasado”,

El presidente también enfatizó el esfuerzo que se plasma en el presupuesto por mejorar las infraestructuras agrarias, desde accesos, caminos rurales y obras hidráulicas, así como el fomento de la promoción del producto local y la investigación, y recordó que se han abonado todas las ayudas y subvenciones incluidas en el plan de choque de 2020, cuyo montante global ascendía a 3.355.000 euros.

“No estamos planteando proyectos de futuro sin haber trabajado y hecho los deberes antes, como es el caso de estas ayudas, que seguiremos dando este año”, apuntó Martín, quien subrayó que otras de las líneas de trabajo son la apuesta por el agua regenerada y la mejora de las balsas, con proyectos de reimpermeabilización. “Estamos ahora en uno de los mejores momentos por los que ha pasado esta isla en cuanto a almacenamiento hídrico. Nuestras balsas están alrededor del 83%, lo que es un dato francamente bueno. Si tuviésemos la suerte de que lloviese algo más, creo que podría ser uno de los mejores años dentro del aspecto de captación de aguas para la agricultura, algo fundamental para el sector”, indicó.