El Área de Carreteras del Cabildo de Tenerife ha empleado a 37 personas en un proyecto de actuaciones destinadas a la prevención de catástrofes y la conservación de la biodiversidad en las zonas circundantes a las vías de interés insular.

Según informa la Corporación insular, el proyecto, gestionado por el Cabildo y subvencionado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Servicio Canario de Empleo (SCE), tiene una duración de seis meses y persigue que las personas contratadas adquieran una experiencia profesional retribuida con la realización de labores relacionadas con la protección, conservación y restauración del entorno natural y el paisaje presentes en las zonas de protección de las carreteras insulares.

El responsable del área, Enrique Arriaga, ha señalado que las tareas se centran no solo en las estructuras propias de la carretera, como es el caso de los firmes, cunetas, arcenes o paradas de guaguas, que proporcionan una mayor seguridad y comodidad de conducción, sino de su patrimonio natural y cultural, “lo que supone una mejora del medio ambiente y del paisaje, y de la calidad de vida de residentes y visitantes que transitan la isla”.

Desde el punto de vista medioambiental es en los márgenes y en las zonas circundantes de las carreteras donde se requiere mayor atención, por el riesgo de inundación en caso de catástrofes ecológicas, la aparición de especies invasoras de flora y riesgos de incendio y de contaminación.

A las 37 personas empleadas se les proporciona formación inicial, tras los cual se realiza el trabajo de campo. El proyecto, con más de 800 kilómetros de carreteras ramificadas a lo largo y ancho de toda la isla, presenta una relación directa con la Red Natura, dado que muchas de las vías se ubican dentro de los espacios establecidos en dicha red.