El Cabildo de Tenerife, a través del área de Gestión del Medio Natural y Seguridad que dirige la consejera Isabel García, desaconseja a la población acudir al Parque Nacional del Teide (PNT) a partir de hoy y hasta el 16 de agosto para el avistamiento de las conocidas lágrimas de San Lorenzo, o Perseidas, debido al Nivel 4 de alerta sanitaria por la COVID-19 y a las previsiones de altas temperaturas para los próximos días en las cumbres de la isla.

“Desgraciadamente, y debido al Nivel 4 de alerta desde el Cabildo se desaconseja la visita al Parque Nacional del Teide, previendo que, como en otros años, la afluencia de personas sea excesiva en este espacio protegido durante el avistamiento de la lluvia de meteoros, por lo que se establecerán medidas disuasorias, entre las que se cuenta la activación especial de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que velarán por el correcto cumplimiento de las normas de acceso en este espacio protegido y que se harán públicas mañana”, ha indicado la consejera Isabel García.

“El avistamiento de esta lluvia de estrellas desde el Parque Nacional es una actividad ya tradicional en verano, sin embargo, la situación sanitaria en la isla no aconseja que se permita la aglomeración de personas en el Parque”, ha indicado la consejera, quien añadió que en la mañana de este miércoles se producirá una reunión de coordinación entre la oficina del Parque Nacional, el Servicio de Protección Civil del Cabildo, los Ayuntamientos con territorio en el Parque, y los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, además del Gobierno de Canarias para establecer las medidas de precaución derivadas de la situación de pandemia en la que vivimos y por supuesto de la manera más respetuosa posible con un entorno altamente sensible como es el Teide.

La consejera, además, recordó que “esta lluvia de estrellas coincide con las fiestas de la Patrona de Canarias, para las cuales también hemos solicitado no peregrinar por los espacios protegidos debido también al Nivel 4 y a las predicciones meteorológicas que apuntan a varias noches de calor extremo”.