Personal del área de Gestión del Medio Natural y Seguridad, y concretamente del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Tahonilla, del Cabildo de Tenerife ha recuperado los cadáveres de dos cetáceos en el litoral de la isla.

Ambos ejemplares están siendo sometidos a una necropsia para determinar las causas de la muerte. En estas tareas participan veterinarios del Instituto Universitario de Sanidad Animal de la Facultad de veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Se trata de un ejemplar de calderón (Globicephala melas) recuperado en aguas de Arona y de un delfín común (Delphinus delphisque) que fue extraído de la costa de Bajamar, en el norte de Tenerife.

Aún se desconocen las causas de la muerte de ambos ejemplares, que será aclarada al finalizar los procesos de necropsia.