La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y Docks Logistics, gestora del Centro de Inspección Portuario del puerto capitalino tinerfeño, trabajan conjuntamente en la elaboración de una carta digital de servicios con la que se informará, de manera detallada a todos los usuarios del centro, sobre sus prestaciones y trámites de incremento del valor añadido en los procedimientos de inspección de mercancías en la instalación capitalina.

El Centro de Inspección del puerto de Tenerife, unifica la tramitación de servicios como sanidad exterior, vegetal, animal, aduanas e inspección y control de mercancías y es el único de España que inspecciona, en un único punto, mercancías provenientes tanto de la Unión Europea como de terceros países.

Más allá de una relación de sus principales servicios y requisitos de funcionamiento, este documento también contendrá indicadores de seguimiento y evaluación de calidad, además de los procesos y aplicaciones en desarrollo que suponen un importante apoyo en los trámites para importadores y exportadores.

Dicha iniciativa fue dada a conocer en el transcurso de la jornada de formación a operadores sobre los Procedimientos para el despacho de mercancías en Santa Cruz de Tenerife: Papel del interlocutor ante la administración, organizada por el ICEX en colaboración con la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, la Cámara de Comercio y Subdelegación del Gobierno en la provincia, CEOE Tenerife, y Colegio de Aduanas.

Al respecto, el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, indicó que “esta iniciativa supone un paso más en la calidad de prestación de servicios del Centro de Inspección del puerto tinerfeño, ya de los más rápidos del país, con un promedio de hora y media en la realización del procedimiento de inspección”.

Cabe recordar que a nivel estatal, y de acuerdo al Marco Estratégico del Sistema Portuario actualmente en elaboración, la meta para 2025 se establece en un máximo de 48 horas para la inspección de mercancía no perecedera o mercancía general, y de seis horas para la perecedera, plazos que el CIP tinerfeño reduce considerablemente.

En su intervención, Francisco Marrero Martín, director del CIP, recordó que la instalación es pionera a nivel internacional por su “posicionamiento único”, esto es, “posibilitar la coordinación de todos los actores que intervienen en la inspección de mercancía, en un lugar determinado y al mismo tiempo, lo que permite que el contenedor a inspeccionar se abra solo una vez, con lo que se ahorra mucho tiempo”.

Según Marrero, “en un informe de auditoría del Tribunal Europeo de Cuentas de 2016, sobre transporte marítimo en la UE, se hace mención al Centro de Inspección del puerto de Tenerife, como centro de buenas prácticas en los controles de inspección de mercancía, en base a su funcionamiento centralizado, gestión eficiente y coordinación entre organismos públicos y operadores económicos”.