La evolución económica del comercio minorista de Canarias se sitúa en el último puesto de España por la incertidumbre económica y por la ausencia de gasto turístico. El deterioro de este sector es, sin embargo, menor en el segundo trimestre del año, pero persiste el retroceso frente a los resultados positivos para el sector en el ámbito nacional.

Según los datos que presenta el último boletín sectorial de coyuntura elaborado por el Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife con el patrocinio de Cajasiete, relativo al periodo comprendido entre abril y junio de 2021.

Las ventas continuaron retrocediendo en el segundo trimestre del año, aunque con menor intensidad que lo hicieran en el primero, tal y como refleja el Índice de Comercio Minorista a precios constantes, cuya variación trimestral fue del -3,1% frente al -12,7% de los tres primeros meses del año. En el conjunto de España las ventas minoristas crecieron un 4,7% respecto al primer trimestre.

Para el presidente de la Cámara de Comercio, Santiago Sesé, no son buenos datos porque siguen poniendo de manifiesto la imposibilidad de que el sector arranque tan solo con el consumo que realizan los residentes: “es necesario disponer de medidas que sostengan a los comercios hasta que el número de turistas vuelva a recuperar fuerza, tanto ayudas directas que compensen las pérdidas como una prolongación a las bonificaciones a la Seguridad Social en los comercios vinculados a la actividad turística. Asimismo, una subida del salario mínimo interprofesional sería inasumible en estos momentos por el sector. Además, es necesario prolongar los ERTES hasta finales de año y adecuar los cambios laborales a la realidad de un sector que requiere de flexibilidad, porque gran parte de este está marcado por la estacionalidad de sus ventas”.

Sesé también ha insistido en la necesidad de incentivar el turismo de compras, hasta ahora poco aprovechado: “por eso, desde la Cámara insistimos en la importancia de activar, cuanto antes, un mecanismo ágil que permita la devolución del IGIC a los no residentes en la UE, algo que cobra especial valor de cara al turismo británico”.

Por su parte, el director general de Cajasiete, Manuel del Castillo afirma que “desde Cajasiete vemos que se consolidan las tendencias de menor uso de efectivo, incremento del uso de tarjetas y sobre todo del comercio electrónico. Una vez más, insistimos en la idea de que es muy importante que las Administraciones Públicas profundicen en el desarrollo de medidas que ayuden al pequeño y mediano comercio, pero no menos importante que cada uno de nosotros en nuestro rol de consumidores por un lado, y en el rol de ciudadanos por otro,  ahora más que nunca, seamos responsables con nuestras decisiones de compra, conscientes de la repercusión que tienen, y por otro seamos escrupulosos en el cumplimiento de las recomendaciones de las autoridades sanitarias, ya que tarde o temprano todos nos vemos afectados por ambas conductas.»

Canarias, a la cola

Si comparamos los datos con los de hace un año, el segundo trimestre de 2021 registra, por primera vez desde el inicio de la pandemia, resultados positivos: un 15% mejor que el de 2020, especialmente por el aumento del mes de abril (35%), aunque hay que tener en cuenta que se está comparando con el trimestre de mayor confinamiento que se vivió en el año 2020. A nivel nacional el promedio trimestral del ICM también mejoró anualmente, aunque a una tasa 2,3 puntos superior a la canaria (17,3%).

Si tenemos en cuenta el acumulado de enero a junio, Canarias es la CCAA con menor crecimiento en ventas (0,3%), tan solo por delante de las caídas registradas en las ciudades autónomas de Ceuta (-3,7%) y Melilla (-5,6%).