El delegado de Gobierno de España en Canarias, Anselmo Pestana, visitó el Centro de Acogida de Migrantes en Las Raíces, Tenerife, donde indicó que ha registrado en el último año y medio la llegada de unos 29.000 migrantes procedentes del continente africano, de los cuales aún quedan en las islas menos de 5.000 bajo la custodia del Ministerio de Migraciones y unos 2.000 menores bajo la tutela del Gobierno de Canarias.

Pestana aseguró nuevamente que muchos de los migrantes que han llegado al archipiélago han sido derivados, devueltos a sus países de origen o han salido por sus propios medios, en la medida en la que han tenido recursos suficientes para hacerlo.

El delegado de gobierno rechazó que el Gobierno de España haya “abandonado” a Canarias y recordó que está pidiendo más solidaridad a la Unión Europea y que en el Pacto de Migración haya corresponsabilidad entre los distintos Estados miembros a la hora de que los territorios que son frontera no asuman el rol de tener alojados a todos los migrantes.

Pestana ha hecho hincapié en la necesidad de realizar esfuerzos diplomáticos, tal y como ha hecho Pedro Sánchez durante su reciente visita a África: “Hay que hablar con Senegal, con Mauritania y con Marruecos, con quienes se han abierto posibilidades de repatriación”. En este sentido, dijo que gracias a los controles entre un 40-60% de las embarcaciones que intentan salir de estos países son retenidos en la costa. En cualquier caso, insiste en que ese esfuerzo tiene que ir acompañado por la Unión Europea.