La erupción de volcán Soufriere que empezó en las Antillas Menores del Caribe hace nos días, podría afectar a Canarias de una manera significativa en las próximas horas con la llegada de dióxido de azufre en altura, aunque hay que señalar que esta circunstancia no afectará en ningún caso a la población de las islas.

La erupción del volcán está creando grandes nubes de dióxido de azufre que han sido capaces de recorrer bastantes miles de kilómetros. Las previsiones apuntan que una lengua de SO2 podría aproximarse al archipiélago a a partir de esta noche en todas las islas.

Los indicadores oficiales indican que la intensidad de esta entrada desde el suroeste podría ser de hasta 320 ug/m2. En este sentido, hay que señalar que normalmente el SO2 viaja entre los 3000 y 5000 metros, por lo que las zonas altas de Tenerife sí podrían experimentar los efectos de este episodio.