Canarias ha enviado una protesta formal al Gobierno de España tras detectarse la presencia de varios barcos atuneros de bandera española en aguas próximas a Canarias que venían ejerciendo su actividad pesquera desde el puerto de Dakar (Senegal). La Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación toda la información relativa a las posibles autorizaciones de actividad pesquera que haya podido otorgar a esos buques en el caladero de Canarias.

En su protesta, el Ejecutivo recuerda que la política pesquera común habilita la regulación de las restricciones de acceso a las aguas del caladero canario, tanto a 100 millas como a 12 millas de la costa, para todos los buques de bandera española sin puerto base en Canarias, la Consejería también ha propuesto al Ministerio la regulación de este régimen de acceso.

El Ejecutivo canario cree que “no debería permitirse la pesca en aguas del archipiélago a los buques sin histórico de capturas en aguas de las islas, ni tampoco que se rebase el esfuerzo pesquero tradicionalmente ejercido por los buques que sí disponen de este histórico de capturas.