La Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, que dirige Julio Pérez, ha abierto este 21 de junio una encuesta ciudadana sobre la Futura ley de Gobierno Abierto, que en estos momentos está en el proceso de elaboración y que derogará las leyes de transparencia y de acceso a la información pública y la normativa Canaria de Fomento de la Participación Ciudadana. La encuesta estará abierta hasta el próximo 30 de junio a través del acceso a la web para la Participación Ciudadana.

La directora general de Transparencia y Participación Ciudadana del Gobierno de Canarias, Marta Saavedra, señala que la iniciativa legislativa en redacción nace con la ambición de crear un marco normativo de gobierno abierto como filosofía de las actuaciones y gobierno que sirva para coordinar la transparencia, la participación ciudadana, la rendición de cuentas y la apertura de datos.

Saavedra destaca que es voluntad del Ejecutivo autonómico que el contenido de esta nueva iniciativa legislativa sea el resultado de un amplio proceso de participación, por lo que paralelamente a esta encuesta ciudadana su centro directivo está realizando también grupos participativos con agentes internos del Gobierno, así como agentes externos conformados por representantes de los cabildos insulares, ayuntamientos y ciudadanía.

Tanto la encuesta a la ciudadanía como los grupos participativos permitirán aportar los elementos que deberá contemplar la nueva normativa con la que Canarias quiere ser referente en materia de Gobierno Abierto, lo que permitirá, por un lado, el ejercicio efectivo de la transparencia, participación ciudadana, datos abiertos y rendición de cuentas y, por otro, seguir conformando instituciones públicas cada vez más comprometidas con esta forma de gestión.

Los trámites para la elaboración de la Ley de Gobierno Abierto de Canarias se iniciaron el pasado mes de diciembre con la fase de consulta pública previa. Tras el análisis de las opiniones recabadas, se abre ahora la siguiente fase del proceso participativo y, una vez cerrada la tramitación completa de la norma, volverá a ponerse en información pública la misma, teniendo la ciudadanía una tercera oportunidad para opinar y enriquecer el texto articulado.