El Gobierno activa el Plan Especial por riesgo volcánico tras detectarse desde el sábado más de 400 terremotos en La Palma

Esta mañana se reunió de urgencia, ante el incremento de la actividad sísmica registrada en la isla de La Palma, el Comité Científico del Plan Especial de Protección Civil y Atención a Emergencias por Riesgo de Volcánico (PEVOLCA) para valorar la situación generada en La isla de La Palma durante el fin de semana donde el Instituto Geográfico Nacional (IGN) “desde el inicio de la serie sísmica a las 3:18 (UTC) del día 11, hasta las 8:00 (UTC)” de este lunes, 13 de septiembre, “se han detectado 1.570 terremotos en la zona sur de la isla de La Palma»

La magnitud de los terremotos, “ha ido incrementándose en las últimas horas con un terremoto máximo de magnitud 3,4 mbLg que ha sido sentido por la población”.

Por este motivo, el Gobierno de Canarias ha acordado activar este Plan en situación de Alerta amarilla para Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, El Paso y Mazo.

El PEVOLCA establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo. En amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica. En el nivel actual, la actividad no implica un incremento del riesgo para la población.

El Comité Científico informó que desde 2017 se viene registrando una actividad sísmica anómala en el sur de la isla de La Palma, que desde el verano de 2020 se ha incrementado con la ocurrencia de ocho enjambres sísmicos. El último, que comenzó el pasado sábado día 11, ha sido el más intenso, tanto por el número de sismos localizados (más de 400 hasta la mañana de hoy), como por su magnitud, siendo sentidos por la población los mayores. Además, el Comité indicó que la profundidad de los sismos, que hasta ahora había oscilado entre los 20-30 km, ha disminuido hasta los 12 km durante este enjambre. En cuanto a la monitorización geoquímica de gases volcánicos, resaltó que los datos registrados de emisión de Helio-3 confirman el carácter magmático de este proceso, al registrarse el mayor valor observado de los últimos 30 años.

Por todo lo anterior, el Comité recomendó a la Dirección del Plan el cambio del semáforo volcánico de verde a amarillo en la zona de Cumbre Vieja, no pudiéndose descartar que se intensifique la actividad sísmica sentida en los próximos días, dependiendo de la evolución.

A partir de este momento se incrementa el seguimiento del fenómeno y se comunicará cualquier cambio significativo. La población debe permanecer atenta a la información que faciliten las autoridades de Protección Civil.

En el Comité Científico, coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, han participado representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO) y la Universidad de La Laguna, así como de la Consejería de Seguridad del Cabildo de La Palma Delegación, Subdelegación y Dirección Insular del Gobierno de España en la Isla.

El coordinador científico del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Nemesio Pérez, asegura que “Sin duda, el actual enjambre sísmico representa un cambio significativo en la actividad del volcán Cumbre Vieja y está relacionado con un proceso de intrusión magmática en el interior de la corteza de la Isla de La Palma”

Te puede interesar

Back To Top