El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la distribución entre las comunidades autónomas de 283 millones de euros que deberán ser destinados a la financiación de la Dependencia, de los que 9,2 millones serán para Canarias.

Así lo ha anunciado la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo. En su intervención ha precisado que esta cuantía corresponde con la partida conocida como ‘Nivel acordado’ y que se “suprimió” en 2012 “por el Gobierno del PP”.

“Hoy lo revertimos y recuperamos, dando cumplimiento a uno de los compromisos que se adquirió en el acuerdo de Gobierno de la coalición progresista”, ha declarado.

Montero ha explicado que, además, el Ejecutivo ha elevado en un 17% la media de las cuantías de nivel mínimo, que es el que paga la parte del servicio que se presta a los ciudadanos en situación de dependencia. Es decir, que han aumentado las transferencias que el Estado realiza a las autonomías por cada persona dependiente atendida.

De este modo, el equipo de Pedro Sánchez aumenta la financiación del sistema de Dependencia en su conjunto, en 2021, en 600 millones de euros, lo que, según la ministra portavoz, equivale a una subida del 43% en la aportación que se hace al Ministerio de Derechos Sociales.

Estos fondos, ha indicado Montero, se usarán para dar cumplimiento a la reducción de las listas de espera, para mejorar los servicios y la situación laboral de los profesionales del sistema de Dependencia. Además, ha asegurado que el Ejecutivo seguirá trabajando para que estas medidas y la situación del sistema vaya mejorando de forma progresiva en 2022 y 2023.