El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, anunció hoy que Hacienda liberará de manera inminente los fondos precisos para la adquisición de las primeras 73 viviendas que, previo acondicionamiento, se pondrán a disposición de los afectados por la erupción volcánica en Cumbre Vieja.

Rodríguez explicó que se trata de dos promociones privadas que actualmente se encuentran vacías, una de ellas en el casco urbano de Tazacorte, con 44 viviendas, y otra en la Montaña de Tenisca, en Los Llanos de Aridane, con otras 29.

El vicepresidente señaló que los fondos se librarán a favor de la sociedad pública Visocan para que ésta pueda formalizar la adquisición, sobre la que ya hay acuerdo con la propiedad.

Rodríguez subrayó que el Ejecutivo hará todo el esfuerzo posible para dar una solución habitacional “rápida, inmediata y digna” a todos los que ya han perdido su vivienda o la perderán “utilizando todos los recursos y mecanismos que tengamos a nuestro alcance y respetando, lógicamente, la legalidad”.

La idea es superar la fase actual de estancia en instalaciones colectivas como las deportivas mediante el traslado a establecimientos turísticos y la disponibilidad de aquellas 73 viviendas. A este respecto, añadió que el Gobierno canario no solo va a comprar las casas vacías que puedan existir en La Palma, sino que también estudia la fórmula de viviendas prefabricadas para que puedan albergar con urgencia a quienes han perdido su hogar.

El vicepresidente valoró la coordinación entre todas las administraciones en la gestión de la crisis, algo que, dijo, debe trasladarse también a la hora de dar respuesta a las necesidades de los afectados a partir de este momento. De hecho, “hemos conseguido que el Gobierno del Estado declare de inmediato La Palma como zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, lo que supone ayudas a los afectados por diversos daños en distintos tipos de propiedades, así como que se esté estudiando medidas extraordinarias, por ejemplo, en el ámbito laboral”.

Vamos a hacer todo lo que podamos, cumpliendo las reglas, para ayudar a quien ha perdido su casa y también a quien ha perdido su empleo como consecuencia de la destrucción de empresas y fincas”, a lo que agregó “medidas fiscales para facilitar la recuperación de los afectados”.

Además, “gestionaremos fondos europeos para llevar a cabo un plan de restitución de las infraestructuras públicas afectadas, desde carreteras a instalaciones sanitarias y educativas pasando por suministros como abastecimiento de agua, suministro eléctrico y telecomunicaciones”.