Julio Pérez, portavoz del Gobierno de Canarias, señaló después del Consejo de Gobierno celebrado esta tarde que se mantendrán los distintos niveles de alerta que están vigentes en las diferentes islas aunque ha señalado que «preocupa especialmente la situación de Tenerife».

Sin embargo, dijo que los datos generales de la comunidad autónoma siguen siendo «razonablemente positivos» pero que el Ejecutivo espera mejoras. «No podemos decir que sea la situación con la que vamos a conformarnos», dijo.

En este sentido, señaló que existe una preocupación respecto a Tenerife porque los contagios están diseminados, a diferencia de la otra isla con altos contagios, Lanzarote, donde los casos proceden de un único foco.

Pérez insistió en que, en general, las cifras de contagios son «buenas» con una incidencia acumulada (IA) a siete días en unos 40,12 casos.