El Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, actualiza su protocolo sanitario frente a la COVID-19 para garantizar el acompañamiento de la futura madre durante todo el proceso de preparto, parto y postparto, tal y como se lleva a cabo en la red hospitalaria del Servicio Canario de la Salud.

De esta forma, el centro adapta la atención a las gestantes en sintonía con la estrategia de la Dirección General de Programas Asistenciales para facilitar que las madres, incluso en niveles de alerta 3 y 4, cuenten con personas de apoyo en esta etapa.

Si bien el centro hospitalario ya permitía el acompañamiento total durante el momento del parto, las visitas quedaban limitadas al horario establecido durante el preingreso, con el objetivo de minimizar cualquier riesgo de contagio por COVID-19 en un momento tan delicado.

Desde la dirección del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria se han revisado los protocolos actuales junto con el servicio de Medicina Preventiva para hacer posible el acompañamiento total de la gestante.

Entre las nuevas medidas estudiadas, la persona que acompañe a la gestante durante su ingreso hospitalario deberá portar mascarilla FFP2, así como una declaración responsable de que no presenta síntomas compatibles con la COVID-19 en los 14 días previos a la visita y de que no ha sido contacto estrecho de un caso confirmado.

El centro sanitario busca compatibilizar la máxima seguridad y la mejor atención sanitaria especializada para las madres y sus bebés, atendiendo así a la demanda actual.

Iniciativas 

Recientemente, el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, en Tenerife, ha abierto una consulta específica para reforzar la información y el seguimiento intrahospitalario de las mujeres gestantes que afrontan su última etapa del embarazo.

De manera paralela, y con el fin de ofrecer una atención integral a las madres que han dado a luz, la dirección del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria ha incorporado en planta a una matrona en horario de mañana, que complementará así el apoyo y el fomento de la lactancia materna.

Una línea de trabajo con la que se busca ofrecer una atención global y de calidad tanto a la madre como al bebé en sus primeras horas, acompañándolas y resolviendo aquellas dudas que puedan surgir.

Esta iniciativa se alinea con la Estrategia y el Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud con el objetivo de asegurar una atención de calidad a las futuras madres.