El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha emitido esta tarde un comunicado en el que afirma que el informe redactado por el Instituto Anatómico Forense recoge la confirmación, a través de la huella digital, de que el cuerpo encontrado a 1.000 metros de profundidad en el océano corresponde a Olivia Gimeno Zimermann.

El buque Ángeles Alvariño  continua este viernes la búsqueda  de la pequeña Anna y de su padre, Tomás Gimeno, en la zona donde ayer encontraron el cuerpo sin vida de la pequeña Olivia, de 6 años, sin que por ahora se haya encontrado rastro alguno de ellos.

Como se recordará, el barco oceanográfico Ángeles Alvariño, cuenta con un sónar que permite rastrear los fondos marinos y cuenta además con un robot submarino que permite extraer del fondo cualquier elemento extraño que se divise desde el buque. Las labores de búsqueda se mantienen las 24 horas del día, ininterrumpidamente y se prevé que mantenga este ritmo de trabajo, en principio, hasta el próximo lunes 14 de junio, si bien, el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha señalado que esta tarea podría alargarse unos días más en función de lo que se pueda encontrar en los próximos días.