El juez de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción número 6, Joaquín Gadea, ha acordado enviar a prisión incondicional a los tres tripulantes, de nacionalidad ucraniana, del buque pesquero con bandera panameña intervenido en aguas del Atlántico, al sur de las islas Canarias, que portaba 18.985 kilos de hachís.

Fuentes jurídicas han informado que el juez de la Audiencia Nacional ha decidido enviar a los tres detenidos a prisión sin fianza por un presunto delito contra la salud pública por la agravante de cantidad de notoria importancia tras tomarles declaración por videoconferencia desde Las Palmas de Gran Canaria, donde se encuentran desde que fue interceptado el barco.

Se da la circunstancia de que la disposición judicial –que debe realizarse como máximo 72 horas después de la detención– ha tenido que ser prorrogada hasta que las autoridades han podido asegurar la vida de las personas que los Agentes de Vigilancia Aduanera encontraron pidiendo ayuda desde una patera en el momento que iban rumbo a proceder interceptar el pesquero.

Las fuentes jurídicas apunta que el juez Gadea acordó retrasar los interrogatorios de los detenidos para “priorizar la vida de esas personas frente a la misión que tenían encomendada” con el fin de asegurar el auxilio de los más de 30 migrantes.

La denominada operación ‘Avio’ comenzó el pasado viernes, 26 de marzo, y concluyó en las primeras horas del sábado con la interceptación del pesquero de nombre ‘Albatros Guard VSL’, cuando se encontraban a unas 170 millas al suroeste de la isla de Gran Canaria. Los agentes intervinieron 18.985 kilos de hachís y 595 fardos.

DETECTADO EN COSTAS GALLEGAS
Según informó la Agencia Tributaria, la operación, que se ha desarrollado en coordinación con la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional y el Juzgado Central de Instrucción número 6, se inició en a finales de 2020 cuando medios aéreos de Vigilancia Aduanera detectaron el tránsito por las costas gallegas con rumbo sur de un pesquero de 23 metros de eslora que había zarpado del puerto de Den Oever, en Países Bajos, el 7 de diciembre.

Se ha contado con la labor de las áreas regionales de Vigilancia Aduanera en Galicia y Canarias, con la colaboración del Centro de Análisis Marítimo y Operaciones (MAOC-N), el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y la Dirección Nacional de Inteligencia e Investigaciones Aduaneras de Francia (DNRED).

Las investigaciones desarrolladas por los analistas de la Oficina de Inteligencia Marítima del Área Regional de Vigilancia Aduanera en Galicia permitieron señalar el buque como sospechoso por sus características, antigüedad, su reciente compraventa y abanderamiento, así como por la ausencia de artes de pesca que indicaban que la pesquera no sería su principal actividad.

Esto llevó a considerar de especial riesgo la embarcación y se procedió a su control por parte de las OIM de Galicia y Canarias, así como por los Servicios Centrales de Vigilancia Aduanera en Madrid. De este modo, las oficinas de inteligencia marítima efectuaron un seguimiento del objetivo durante los meses siguientes, lo que culminó con la planificación desde Las Palmas de Gran Canaria del operativo destinado a su abordaje e interceptación, que fue completado el sábado.

La embarcación aprehendida, custodiada por el patrullero ‘Sacre’, llegó en la tarde del domingo a la Base Naval de Las Palmas para la puesta a disposición judicial de los detenidos y la droga.