Tomás Gimeno, que desapareció el pasado martes con sus hijas, Anna y Olivia de uno y seis años, se llevó varias decenas de miles de euros en efectivo, según ha podido confirmar EsTenerife. Asimismo, fuentes cercanas a este hombre, de 37 años de edad, indican que también se llevó varios efectos personales de las pequeñas.

La Guardia Civil ha tenido acceso a la grabación de las cámaras de la marina en la que tenía atracado su barco y han podido comprobar que aparece en dos ocasiones en la noche del martes: sobre las nueve y media de la noche en la que se ve que descarga varias maletas y bolsas y sobre la medianoche, a pesar del toque de queda, que vuelve a la marina y zarpa en su barco. En ambas ocasiones parece estar solo. En esta marina se encuentra precintado el barco y el coche del padre.

Sobre las doce y media de la noche envía mensajes a amigos y a sus padres despidiéndose y llama a su expareja y madre de las niñas para decirle que no las volverá a ver.

En estos momentos la Guardia Civil ha desplegado un amplio dispositivo en el litoral de Tenerife para localizar a los desaparecidos tras el hallazgo de la embarcación, a la deriva y vacía frente al Puertito de Güimar.