El Parlamento de Canarias celebró esta semana el debate de toma en consideración de la Proposición de Ley de Bienestar y Protección Animal, que de esta forma inicia su tramitación como consecuencia de la iniciativa presentada por los grupos que apoyan al Gobierno de Canarias, es decir, Nueva Canarias, Partido Socialista, Unidas Podemos y Agrupación Socialista Gomera.

Carmen Hernández, diputada de Nueva Canarias (NC) en la cámara autonómica afirmó  en el debate de toma en consideración de la Proposición de Ley (PPL) de Bienestar y Protección Animal, que con esta iniciativa Canarias se sitúa en la senda de las sociedades más avanzadas en esta materia. La portavoz del grupo nacionalista señaló que esta Proposición de Ley es el resultado de las aportaciones realizadas por las federaciones de asociaciones defensoras de los animales, como Fadua, así como de los profesionales juristas y destacados activistas del Archipiélago.

Carmen Hernández defendió la importancia de la tramitación de esta iniciativa legislativa de los grupos que apoyan al Gobierno, es decir, NC, PSOE, Sí Podemos y ASG porque hace del Archipiélago una sociedad “más justa, más equilibrada, más respetuosa con las personas, con el medio ambiente y con los seres vivos que habitan en él”.

La parlamentaria recordó que la actual Ley de protección de los animales, lleva en vigor 30 años dado que es de 1991, y señaló que su actualización responde también a la demanda del colectivo animalista y de una creciente sensibilidad social en Canarias para alcanzar el máximo nivel de protección y bienestar para los animales.

A la hora de relatar los aspectos más relevantes de la nueva normativa destacó el régimen de la protección y el bienestar, dotado de un renovado conjunto de deberes, prohibiciones y sanciones. En concreto, refirió las prohibiciones relativas al “maltrato en cualquiera de sus formas”, especialmente la del abandono, así como avances relativos a la “erradicación definitiva” de las peleas de animales.

También subrayó la “reducción” del plazo para considerar un animal abandonado transcurridos 10 días, lo que facilita su adopción y disminuye la estancia en centros de recogida. Sin olvidar la negativa al uso de los animales en rituales, peleas, espectáculos, fiestas y en cualquier otra actividad que comporte maltrato, crueldad o sufrimiento. Se incluyen en esta prohibición, tal y como precisó, las peleas organizadas de perros, gallos o de cualquier animal entre sí, con ejemplares de otra especie o con personas, así como los espectáculos circenses.

La diputada de Nueva Canarias reconoció que “aún queda camino por recorrer” para llegar al mismo nivel que los países europeos más desarrollados en materia de protección animal pero esta proposición de ley “nos coloca en la senda, debemos seguir avanzando hasta conseguir una sociedad respetuosa, que cuida y protege a sus animales, que erradique el abandono y, por tanto, el sacrificio”, concluyó Carmen Hernández.

Por su parte, la diputada del Grupo Parlamentario Socialista Ventura del Carmen Rodríguez apostó en el Pleno del Parlamento de Canarias, por una nueva Ley de Bienestar Animal “que sea de todos y todas y que dé respuesta a una sociedad moderna y las nuevas realidades de la sociedad canaria”, frente a un texto actual que cuenta “con más de 30 años y que no responde a la realidad de hoy en día en cuando a la protección y convivencia de los animales”.