El Parlamento de Canarias no ratificó los nombramientos de la nueva Junta de Control y del director general de Radio Televisión Canaria (RTVC) en las votaciones celebradas este martes tras no alcanzar la mayoría reforzada de tres quintos de los miembros de la Cámara que exige la norma que regula el funcionamiento del Ente Público.

33 diputados de los 70 existentes votaron a favor de la designación de este órgano, ocho votos en contra, 27 abstenciones y un voto en blanco, lo que no solo sitúa la elección por debajo de los tres quintos exigidos en primera votación, sino que tampoco supera la mayoría simple, requisito que exigido por la normativa para la designación en segunda votación que, en principio, se celebrará mañana miércoles después de las 13.30 horas.

La elección de Francisco Moreno como director general de la Radiotelevisión Canaria sí consiguió la mayoría simple, al recibir 37 votos a favor, 31 abstenciones y un solo voto en contra. Sin embargo, su designación queda también pospuesta a una segunda votación que, de acuerdo con la ley que regula el funcionamiento de RTVC se repetirá a las 24 horas de la votación anterior. Las elecciones deberán conseguir, al menos, 36 votos, la mayoría simple de la Cámara.

Los nombramientos de la Junta de Control y del director general de RTVC es uno de los elementos más polémicos de esta legislatura que ha llevado al ente público a sufrir una interinidad, que amenaza su continuidad, y que ha afectado a la calidad del servicio que presta.

Como se recordará los grupos de Nueva Canaria y Unidas Podemos ya intentaron paralizar esta votación a mediados de mayo por rechazar al candidato propuesto por Coalición Canaria, el periodista Francisco Pomares. A pesar de que intentaron que los votos fueran por cada uno de los miembros propuestos, los servicios jurídicos del Parlamento señalaron que la elección debía votarse en bloque.