El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias, STEC-IC, solicitado que se potencie la presencia de los comedores escolares de gestión directa y ampliar así la red de centros que trabaja esta modalidad, frente a los que ofrecen una línea de alimentación a través de catering, de menor calidad y peores condiciones. Especifica además la importancia de que se acojan al programa de Ecocomedores de Canarias, un proyecto en el que se encuentran 52 centros de los 149 de gestión directa existente con cerca de 11.000 comensales.

La organización sindical explica que las dos vertientes en las que se desarrolla el proyecto de los ecocomedores deben potenciarse y señala que con este proyecto se mejora la vertiente educativa, con una mayor predisposición de los centros para integrarse en esta línea y trabajar también curricularmente la educación para mejorar la alimentación y, además se consiguen avances en lo que se refiere a la educación para la sostenibilidad. Asimismo, STEC-IC cree que deberían integrarse también en este proyecto las cafeterías escolares de los centros públicos.

Con respecto a la vertiente agrícola, el sindicato recuerda la importancia de apostar por un tipo de agricultura “que propicie y produzca alimentos ecológicos certificados por el ICCA (Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria)”. Sin aditivos, sin agentes químicos, la agricultura ecológica debe potenciarse por su aportación a la sostenibilidad y a la lucha contra el cambio climático y por sus beneficios para la salud.

El Programa de Ecocomedores consiste en llevar desde la huerta hasta la mesa alimentos sanos, nutritivos, que propicien una alimentación equilibrada y que no dejen huella ambiental y, por tanto, sean de kilómetro cero o de cercanías, justamente lo que hace falta en Canarias.

Para ello hay constituidas cinco mesas (producción, logística, alimentación sensibilización y coordinación) en las que trabajan los agentes implicados en la cadena, en un trabajo conjunto de las Consejerías de Educación y de Agricultura.