Carolina Darias, ministra de Sanidad, ha reconocido que su departamento va a estudiar una actualización de la norma publicada ayer martes que obliga al uso de mascarilla en playas y piscinas a los mayores de 6 años. La ministra canaria dijo textualmente que “Vamos a trabajar de manera técnica sobre la ley de la nueva normalidad para traer algunas pautas para el próximo Consejo Interterritorial para aplicarla de la manera más contextualizada posible. Puede que sea posible encontrar, en el margen de ese marco legal, la aplicación de forma actualizada. Es importante que seamos capaces de armonizar, actualizar y contextualizar la ley de nueva normalidad”.

Ayer martes 30 de marzo, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una ley que obliga a llevar la mascarilla en cualquier espacio público, sin importar si ya existe distancia de seguridad entre personas, tal y como ocurría hasta la fecha.

Pero ahora, según el texto del BOE, “las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en varios supuestos: en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público”. En caso de no cumplir con ella, el artículo 31 estipula una “infracción leve”, castigada con multas de hasta cien euros.

Esta norma ha generado gran polémica en las comunidades autónomas con zonas costeras y concretamente en Canarias y Baleares, que se niegan a aplicarla porque entienden que la regla no altera las excepciones aprobadas en cada territorio.

Julio Pérez, consejero de Presidencia del Gobierno de Canarias, señaló que Las Islas son conscientes de que las normas que se han utilizado hasta ahora “siguen estando amparadas por la nueva normativa”. En este sentido, se refirió a la interpretación de la ley en el final del artículo 6.2 de la nueva normativa que señala que “Tampoco será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias”.

En esa misma línea se ha manifestado Baleares por medio de Patricia Gómez, consellera de Salud y Consumo. Así, el Govern ha recalcado que según la frase de la norma “con arreglo a las autoridades sanitarias”, entienden que ésta no afecta a las medidas aprobadas en el Consell de Govern sobre el uso de la mascarilla en playas, piscinas, espacios abiertos y deportes al aire libre fuera de los núcleos de convivencia.