Con la justificación de la pandemia, Canarias flexibiliza la evaluación y ordena que la repetición de curso “sea excepcional”, en consonancia con lo solicitado por el Consejo Escolar de Canarias, al considerar “preocupante” los datos de repetidores en las Islas. Tras la publicación de esta nueva orden será posible titular en la ESO con tres suspensos y con uno en Bachillerato.

La Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias publica en su página web esta orden de la consejera, de aplicación en el presente curso escolar 2020-2021, que pretende regular algunos aspectos de la evaluación en la etapa de Educación Infantil, la evaluación y la promoción en la Educación Primaria, y la evaluación, promoción y titulación en las etapas de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, atendiendo a las circunstancias excepcionales que ha generado la COVID-19.

Según esta nueva orden, “los centros educativos, inspirados en los principios de equidad, igualdad e inclusión, van a poder adoptar, de forma colegiada, cuando corresponda, las decisiones relativas a la obtención de los títulos de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato del curso 2020-2021, garantizando que el alumnado adquiera los objetivos de la etapa y el grado de desarrollo y adquisición que corresponda de las competencias, con la finalidad de que pueda continuar su itinerario académico, sin que quede supeditada la obtención del título correspondiente a la no existencia de materias sin superar” ,señala el documento.

En la orden se aclara que las medidas estarán sujetas a lo que dispongan las autoridades sanitarias y, en consecuencia, podrá ser objeto de modificación.