Personas+Sostenibles es una iniciativa del Cabildo Insular que se desarrollará con familias de ocho municipios de la isla. Los ayuntamientos que han decido a participar en este proyecto son Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, La Victoria, Los Silos, Granadilla de Abona, Guía de Isora, Santiago del Teide y Vilaflor, quienes han elegido familias que quieran reducir el impacto negativo que puedan tener sus decisiones y hábitos cotidianos sobre el planeta y el cambio climático, así como los gastos asociados al consumo cotidiano de su hogar.

A través de este programa, se hace un seguimiento y asesoramiento durante seis meses a las familias inscritas -un máximo de 20 por cada municipio- para que descubran que es posible, de forma sencilla, sin renunciar a su bienestar e incluso ahorrando en su consumo diario, adoptar un modo de vida más sostenible.

“Bajo el lema, Pequeños gestos para cambiar el mundo, esta iniciativa de sensibilización ambiental se desarrolla principalmente a través de cinco encuentros, uno por mes, dinámicos y muy prácticos, a un máximo de 20 familias por municipio. En estas reuniones se tratarán distintos aspectos o ámbitos de consumo relacionados con el día a día: el cambio climático, la energía, la movilidad, las compras, los residuos y el agua”, señala la Corporación Insular.

Atención personalizada

El consejero encargado de este programa, Javier Rodríguez Medina, también informó de que se realizarán auditorías “para atender las peculiaridades de cada hogar y familia, además de visitas para conocer experiencias y centros de interés; se prestará atención personalizada para atender dudas e inquietudes; se facilitarán recursos con información y recomendaciones prácticas; y se entregará un sencillo equipo de ahorro para favorecer un consumo más eficiente y sostenible”.

El consejero insular remarca que para el desarrollo de “esta iniciativa es imprescindible la implicación de los ayuntamientos de aquellos municipios donde se va a desarrollar el programa; de ahí la necesidad de presentar y establecer colaboraciones previas con estas entidades, antes de iniciar su difusión, que tendrá lugar de junio a septiembre, y la puesta en marcha del programa, prevista para octubre”.

Desde la Unidad de Educación Ambiental se está preparando el programa tanto en modalidad virtual como presencial para adaptarse a las circunstancias o restricciones que puedan existir en el momento de su desarrollo. Si fuera posible, lo recomendable es la modalidad presencial, dado que permite una mayor cohesión del grupo y el desarrollo de actividades más amenas y participativas.