La pausa en la vacunación con Janssen en Estados Unidos ha provocado una paralización de los envíos de esta vacuna que estaba previsto que llegara hoy a Canarias en un primer contingente de 6000 dosis destinadas al grupo de población entre 70 y 79 años. Esta circunstancia obliga a una nueva reordenación de la agenda de vacunación en Las Islas.

La decisión de la farmacéutica Belga ocurre tras hallar seis casos de coágulos de sangre poco comunes en más de 6,8 millones de vacunados. La agencia federal acordó la “pausa inmediata” para poder estudiar estos casos y comprobar si tienen relación con la inoculación.

Esta decisión supone un revés en la campaña de vacunación en Las Islas, que se ha visto obligada a reorganizar –de nuevo tras lo ocurrido con Astrazeneca– las agendas de vacunación. La protección con esta vacuna estaba prevista para casi 120.000 personas que aún no han recibido ninguna vacuna, a pesar de que sí ha empezado a inmunizarse a los canarios de entre 60 y 69 años.