El Boletín Oficial de Canarias recoge esta mañana la publicación de las nuevas medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno en su sesión de este jueves, entre las que destaca el mantenimiento del nivel 3 de alarma en las islas de Gran Canaria y Tenerife, pero una flexibilización de las medidas en el sentido de retrasar el toque de queda y el cierre de las actividades de la hostelería a las 23.00 horas.

En los bares y restaurantes se podrá prestar el servicio de recogida de pedidos en el propio local hasta esa misma hora.

Asimismo, el Ejecutivo propone un nuevo sistema para facilitar el rastreo de casos COVID-19, que implica que los servicios de comida y cena en zonas interiores de restaurantes deberán llevar un registro de entrada de clientes, manteniendo durante el periodo de un mes un listado con su nombre, apellidos y teléfono de contacto, además de la fecha y horario del servicio.