La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 35 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con violencia o intimidación cometido en una heladería del barrio de San Andrés, en Santa Cruz de Tenerife.

El atraco se produjo a comienzos del mes de abril, cuando un individuo, amenazando con hacer uso de un arma blanca, intimidó a los trabajadores del establecimiento para apoderarse de la recaudación del negocio, unos 500 euros, huyendo luego a la carrera.

Debido a la impresión que le ocasionó la experiencia del robo violento, una de las trabajadoras sufrió un fuerte ataque de ansiedad y hubo de recibir asistencia médica en un centro sanitario de la localidad.

Gracias a la investigación llevada a cabo, los agentes pudieron identificar al atracador, que fue detenido el pasado 14 de abril en la capital tinerfeña y, con posterioridad, trasladado a las dependencias policiales.

El detenido, junto al atestado realizado al efecto, fue puesto a disposición de la autoridad judicial competente.