Los municipios de Fuencaliente y Mazo, en la zona sur de La Palma, son el epicentro del enjambre sísmico que sufre la isla desde antes del inicio de la erupción del volcán. Durante la pasada noche se volvió a incrementar la actividad al registrarse más de 40 terremotos. 

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) destaca por su intensidad uno en el suroeste de Mazo, de magnitud 3,4, a una profundidad de 13 kilómetros sentido a las 05.20 horas, y otro al noreste de Fuencaliente, también de magnitud 3,4, a 14 kilómetros de profundidad a las 04.36 horas.

Los sismos se mantiene en general a altas profundidades que fluctúan entre los 7 y los 14 kilómetros y con magnitudes que oscilan entre los 2,3 y los 3,4 en la Escala de Richter, pero ayer domingo el IGN detectó dos terremotos, en el mar, cerca de Mazo, a sólo tres kilómetros de profundidad.