La Guardia Civil ha confirmado que la sillita infantil encontrada en el océano es la de Anna, la niña pequeña que desapareció junto a su hermana Olivia, presuntamente secuestradas por su padre, Tomás Gimeno, el pasado martes.

Hoy se decidió ampliar el dispositivo de búsqueda hacia el sureste de Tenerife, dado que ayer miércoles se llevó a cabo, sin éxito, por la zona noroeste de la isla , entre Punta de Anaga y Güímar. El dispositivo de búsqueda está formado por unidades aéreas, terrestres y submarinas tanto de Guardia Civil como de Salvamento Marítimo y Grupo de Emergencias y Salvamento, y se mantienen varias líneas de investigación acerca de la desaparición de este hombre y sus dos hijas, de 1 y 6 años.

La denuncia fue presentada por la madre el pasado martes tras comprobar, pasadas las 21.00 horas, que el padre no entregaba a las pequeñas y que no se encontraban en su vivienda. La siguiente pista fue el hallazgo, 16 horas después, del barco propiedad de Tomás Gimeno, a la deriva y vacío, y de la sillita, tipo Maxi Cosi, que ahora se confirma que pertenecía a la familia.