A principios del presente mes de mayo las balsas tinerfeñas mantienen en el 82% su nivel total de almacenamiento y suministro hídrico lo que supone una cifra de 4.124.045 metros cúbicos de agua (procedente de agua regenerada, de galerías y pozos, de agua desalada y de precipitaciones). Este registro es sumamente positivo si se tiene en cuenta que abril fue más seco de lo habitual.

El buen dato demuestra la alta capacidad de gestión del agua por el cabildo tinerfeño si se tienen en cuenta los registros en las balsas de la isla desde el inicio de este año, dado que en marzo se alcanzó el 83% de almacenamiento y en abril pasado el 87%, con un volumen de 4.362.889 metros cúbicos, la mayor cantidad de agua almacenada de toda la historia de estas instalaciones dependientes de Balsas de Tenerife (Balten).

El consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Javier Parrilla, resalta que continúan los buenos datos de los embalses de la isla y el lógico beneficio que representa para el campo tinerfeño, aunque apela al fomento del autoalmacenamiento entre los agricultores y agricultoras. Parrilla recalca la «importancia de apostar por el agua regenerada (aguas residuales previamente depuradas y tratadas) para dar garantía de estabilidad en el suministro a la agricultura insular».

El consejero recuerda que Balten suministró el año pasado 18.138.919 metros cúbicos de agua a un total de 9.388 agricultores y agricultoras adscritos a esta red. Se trata de la mejor cifra de la década pasada. Al cierre de este año se prevé llegar a los 20 millones de metros cúbicos.

Este 82% de almacenamiento se ha alcanzado, además, con una balsa vaciada, como es el caso de la de Llanos de Mesa, en San Juan de la Rambla, de 175.961 m3 de capacidad, que está siendo objeto de una importante obra de reimpermeabilización y en un mes, como fue abril, en el que las precipitaciones en términos generales no fueron abundantes. Así, la aportación de agua regenerada y las adquisiciones de agua de galerías y pozos han contribuido a mantener el referido nivel en la red de balsas de la isla.

En estos momentos, con registros del 1 de mayo, por comarcas, las balsas del norte de Tenerife, más numerosas, cuentan con un volumen de 2.949.557 m3, lo que supone el 86% de llenado, mientras que las del sur contabilizaron 1.174.488 m3, el 80% de su capacidad de almacenamiento. De este modo, balsas de gran capacidad, como la de Montaña de Taco, en Buenavista del Norte, la mayor de Tenerife, está al 89% de su almacenamiento, con 732.289 m3; la de La Cruz Santa, en Los Realejos, de 664.705 m3 de capacidad, que se encuentra al 100%, al igual que la de Valle Molina, en Tegueste, con más de 613.000 m3. Asimismo, la de El Saltadero, en Granadilla de Abona, está al 77%, lo que representa 351.957 m3; la del Lomo del Balo, en Guía de Isora, al 60%, con 318.876 m3, o la de Trevejos, en Vilaflor, al 94%, con 261.084 m3.