la portavoz del Comité Científico del Pevolca, María José Blanco, informó de que a partir de mañana, sobre todo a partir de la segunda mitad, se prevé un giro del viento desde el nordeste a componente este y sur por encima de los 1.500 metros, disminuyendo su intensidad. Este cambio distribuirá el penacho hacia el norte y nordeste de La Palma y la distribución esperada de la nube de ceniza a partir de la segunda mitad podría afectar a la operatividad del Aeropuerto de La Palma y la vertiente norte de la isla.

Blanco señaló que la erupción fisural mantiene el mecanismo estromboliano y el Índice de Explosividad Volcánica continúa en 2. Cabe recordar que el máximo es 8.

La colada que comenzó el 1 de octubre desde los dos centros más al noroeste no muestran ninguna actividad, si bien siguen activos los centros tanto de emisión del cráter principal como los situados en los laterales del cono, y no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del centro existente.

La científica señaló también que se ha constatado la construcción de tubos lávicos que favorecen el drenaje de emisión de la colada hacia el mar por el mantenimiento de la temperatura y también la apertura de una zona de fisuras a unos 100 metros al noroeste de los centros de emisión ya inactivos, con emisión de gases a alta temperatura.

El delta lávico o fajana continúa su crecimiento alimentado por varios puntos de emisión de la colada lávica que alcanza el mar, superando ya las 36 hectáreas. La última medida de distancia del frente de la fajana a la línea de costa es de 540 metros. Continúa el penacho marino a lo largo del borde del delta de lava, produciendo nubes de vapor de agua y ácido clorhídrico que se concentran en una pequeña área alrededor del contacto.

La afección del delta lávico al medio marino, constatada en algunos parámetros físico- químicos y acidez en profundidades de 0 a 30 metros parece afectar únicamente a una lámina de agua de menos de 5 metros, alcanzando una distancia de 200 metros desde el frente.

Ha cesado la actividad visible del campo fumarólico extenso del flanco sureste. La morfología del cono cambia de manera reiterada por los sucesivos procesos de crecimiento y reconfiguración. El proceso eruptivo puede mostrar episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como aparición de pulsos freatomagmático. La altura medida de la columna de cenizas y gases esta mañana es de 4.000 metros.

Sobre las condiciones meteorológicas, María José Blanco añadió que en estos momentos la disposición de la nube de cenizas y dióxido de azufre (SO2) es noreste-suroeste desde el foco eruptivo. Se espera un aumento de la estabilidad atmosférica y el descenso de la altura de la inversión térmica durante los próximos días, que unido al régimen de brisas predominante en zonas bajas de la vertiente oeste de La Palma, serán condiciones meteorológicas desfavorables desde el punto de vista de calidad del aire.

Durante el día de ayer la emisión de dióxido de azufre asociado al penacho continuó con valores altos, alcanzando las 1.200 toneladas diarias. En cuanto a la emisión de dióxido de azufre acumulada durante todo el proceso eruptivo ha alcanzado las 250.000 toneladas. Asimismo, la emisión difusa de dióxido de carbono asociada a la dorsal de Cumbre Vieja, medida en el día de ayer, alcanza el valor de 1.600 toneladas diarias.