La Asociación de Médicos de Atención Primaria de Canarias (AMAPCAN) ha denunciado las “precarias e indignas” condiciones laborales en las que se encuentran los más de 2.000 médicos que trabajan en este sector sanitario, reivindicando el importante papel que juegan en la salud de los canarios.

Con motivo de la conmemoración del Día de la Atención Primaria (AP), la entidad ha querido poner de manifiesto en un comunicado los problemas de los profesionales de este área, “que ha sido desvirtuada en los últimos años”, puesto que “también son los problemas de todos los usuarios de la sanidad pública de Las Islas”.

AMAPCAN exige que los médicos de atención primaria tengan unas condiciones de trabajo “igualitarias, dignas y justas, acordes a la complejidad y responsabilidad” de la actividad que desempeñan, independientemente del centro de salud o de la isla en la que estén.

También piden erradicar de sus consultas las labores administrativas, puesto que consumen gran parte del tiempo y evitan que se centren en su función principal: ejercer la medicina.

Esta asociación ha pedido también que los médicos puedan gestionar sus agendas de citas para ofrecer una atención al paciente de mayor calidad, más segura y que permita preservar su salud física y psíquica frente a la “insostenible sobrecarga asistencial” que llevan soportando durante muchos años.

RECLAMAN TENER, AL MENOS, 10 MINUTOS POR PACIENTE
“No podemos seguir trabajando con agendas de más de 30 pacientes diarios. Por la seguridad de éstos, exigimos, al menos, 10 minutos por paciente”, aseveró AMAPCAN.

Además, hizo especial hincapié en que no pueden seguir atendiendo pacientes forzados, sin cita, “a los que no se les da otra respuesta a sus demandas desde el sistema que forzar que el profesional los vea a pesar de tener la agenda de pacientes completa, con la sobrecarga evidente que eso supone para el profesional, los retrasos que genera y el riesgo de errores que se derivan de ésta práctica, sobre todo existiendo alternativas organizativas validadas que no se aplican”.

La Asociación insistió en que tampoco pueden seguir atendiendo de forma “extra” en la misma jornada, pacientes de otros médicos que estén ausentes por cualquier motivo (bajas, vacaciones, permisos), “aún existiendo protocolos para su gestión que no siempre se aplican”.