Los partidos de corte nacionalista de Canarias han expresado hoy su oposición a la ampliación de los ERTE en España hasta el mes de septiembre. Ambas formaciones políticas, Nueva Canaria y Coalición Canaria-PNC, creen que es “insuficiente” la medida teniendo en cuenta que la temporada alta del sector turístico en Las Islas se inicia, precisamente, con el inicio del otoño y, terminar con esta figura antes de que despegue el principal sector económico de Las Islas, sería “nefasto” para el archipiélago.

El portavoz parlamentario de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, ha considerado “insuficiente” para el archipiélago la nueva prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor hasta el próximo mes de septiembre.

Campos señaló que se va a tener que “seguir conviviendo con las restricciones”, por lo que consideró “obligatorio” proteger al trabajador y a las empresas “hasta que el 70% de la población esté vacunada”, según informó NC en nota de prensa.

Esta organización política, con representación relevante en el Gobierno de Canarias, insta al Gobierno central, sindicatos y empresarios a tener en cuenta en la negociación los “problemas surgidos con el suministro de las vacunas y el consecuente retraso” causado en la campaña de vacunación.

Añadió que aún considerando el escenario “más optimista, es decir, que Europa solvente los problemas de suministro de las vacunas y se alcance la inmunidad de grupo” en 2021, Canarias entiende que necesitaría “más tiempo” para reactivar la industria del turismo.

Asimismo, ha señalado que la prolongación de los ERTE en Canarias “no puede continuar estando sujeta a la incertidumbre de que cada cuatro meses se produzca una negociación” a pesar de considerar que ha sido uno de los instrumentos “más importantes para evitar una destrucción inasumible” del empleo y las empresas.

Por último, se refirió a los datos de marzo que reflejaban que en Canarias hay 86.826 trabajadores en ERTE, el 11,86% del total nacional, “cuando representa menos del 5 por ciento” de la población del país. Cifras, dijo, que son “significativas”, ya que muestran la “crudeza real del impacto” de la crisis cuando se analiza el porcentaje que suponen estos trabajadores sobre el total de los ocupados.

Coalición Canaria-PNC

Coalición Canaria-PNC, por su parte, ha solicitado la inclusión de la disposición adicional en la negociación de la prórroga de los ERTE, anunciada por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Desde CC-PNC apelan a la necesidad de que la nueva prórroga se establezca, como mínimo, hasta el 31 de diciembre en el caso de Canarias, en lugar de hasta septiembre como ha anunciado el ministro.

Los nacionalistas señalan que no se puede afrontar la recuperación económica “desde el cortoplacismo y la incertidumbre”, pues “eso es precisamente lo que aportan las prórrogas trimestrales acuñadas por un PSOE”

Consideran que este partido “está dejando atrás a las islas al intentar imponer el modelo que funciona en península porque ni tienen los mismos problemas (en el archipiélago se destruye cuatro veces más empleo que en la media del Estado), ni se puede dar respuesta a la crisis económica con las mismas recetas”.

Los nacionalistas canarios insisten en que hasta que el sector turístico despegue “es inviable pensar en la recuperación y esto no ocurrirá ni el 31 de mayo, lamentablemente, ni en los meses de verano”. Por eso, ven fundamental que las políticas se adapten a la situación real de las Islas y den certezas a empresas y a los propios trabajadores.

Desde CC-PNC recuerdan que Canarias cuenta con más de 86.000 trabajadores en situación de ERTE, 86.000 familias que tienen que enfrentarse cada 3-4 meses a la incertidumbre de si “podrán mantener sus ingresos, mermados al 70%, y su puesto de trabajo”. A la misma situación se enfrentan cientos de empresas que ven en los Erte la única salida para mantener su actividad más allá de la pandemia, añaden.

Por este motivo, reclaman al Estado “una mayor sensibilidad” con Canarias y que restituya y desarrolle la disposición adicional que “permita la prórroga de los ERTE hasta finales de año o hasta la recuperación de la conectividad y el despegue de la actividad turística, ya que, aseguran, “es la única forma de evitar la sangría en la destrucción de empleo que ha registrado Canarias desde el inicio de la crisis sanitaria”.