El buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’, prolongará al menos un día más las labores de búsqueda de la pequeña Anna y de Tomás Gimeno en el fondo marino de la Isla de Tenerife en los sectores perimetrados por los investigadores de la Guardia Civil.

Esta tarde está circulando de manera muy rápida por las redes sociales una petición publicada en Charge.org en la que miles de ciudadanos firman una petición, siguiendo la indicación de la madre de las niñas, Beatriz Zimmerman, para que el ‘Ángeles Alvariño’ mantenga las labores de rastreo en el litoral tinerfeño.

La Delegación de Gobierno en Canarias, que también había solicitado que el buque mantuviera sus labores en Tenerife algunos días más, ha asegurado que la Guardia Civil está realizando diversas gestiones en el ámbito civil para poder disponer de soluciones tecnológicas que permitan sustituir al buque en las labores de rastreo.

El buque tenía programados otros trabajos de investigación de los fondos marinos y ha tenido que postergar su agenda al alargar su presencia en Tenerife. Es la primera vez que se utiliza un barco de estas características para localizar personas.

El ‘Ángeles Alvariño’ tenía previsto concluir la búsqueda de Anna y Tomás este jueves; sin embargo, esta mañana se dio a conocer que el buque terminaría con los rastreos esta misma tarde, en torno a las 19.00 horas, para sumarse a labores de investigación propias del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Anselmo Pestana ha querido poner en valor la «muy notable» labor que ha realizado el ‘Ángeles Alvariño’, así como la «generosidad» del Ministerio de Ciencia e Innovación, que ha prorrogado tres veces la permanencia del barco en la isla.

Pestana señaló que había que esperar a la decisión que tomasen las autoridades del Estado y ver si se puede colaborar en algo más, a sabiendas de las «escasísimas posibilidades de encontrar algo más«, afirmó.

El delegado recordó que el ‘Ángeles Alvariño’ ha puesto sus equipos «al límite» durante las labores de rastreo, hasta el punto de haber sufrido incluso una avería, y destacó el compromiso «tan grande» que han tenido con la sociedad canaria y con la familia de las niñas Anna y Olivia.